Situaciones de riesgo para ancianos o enfermos

El mundo de la cerrajería tiene la capacidad de abarcar casi todas las áreas buscando una máxima resistencia a los intrusos, enfocándose no solo en las estructuras a las que asegura sino al tipo de usuario que las manipula.

Pensando en una persona que tiene todas sus facultades motoras es fácil para los cerrajeros diseñar dispositivos efectivos que cubran una necesidad de seguridad, pero ¿qué pasa cuando hay variantes que hagan que no sean tan efectivas?, y en cambio representen una desventaja, como es el caso de los ancianos o algunos enfermos.

Pues se podría decir que este es un punto débil, un talón de Aquiles o un punto ciego de la cerrajería, aunque hay fabricantes cerrajeros que han pensado en estos casos, y han formulados opciones de seguridad contemplando tales condiciones.

Víctimas potenciales

Debido a su debilidad e incluso soledad, los ancianos suelen ser las victimas preferidas de los delincuentes, las cerraduras para sus hogares deben ser instaladas para facilitar su manipulación, tomando en cuenta la fuerza aplicada y los movimientos.

En aquellas instituciones que atienden personas enfermas que requieren que se usen elementos de seguridad fáciles de usar pero que no pierdan su efectividad, los cerrajeros profesionales están en la capacidad de asesoran ente esta solicitud.

A manera de facilitar su independencia, los responsables pueden guiar el proceso de remodelación de la estructura en función de su condición de vulnerabilidad. Nadie quiere que nuestros ancianos se sientan incomodos, darle una casa donde se puedan desenvolver libremente pero que además estén seguros vale muchísimo.

Medidas para minimizar el riesgo

Para algunas personas los equipos más tecnológicos no son los ideales si tienen formas complejas de acceso, si en cambio minimiza su esfuerzo siempre son bienvenidas. Aquellas piezas de cerrajería que usan interruptores pueden ser recomendadas para los ancianos por que evitarían hacer giros con los cilindros convencionales.

Las llaves electrónicas también pueden ser ideales para ellos ya que no desperdiciarían tiempo para entrar, buscando la llave correcta e introduciéndola en el cilindro, tiempo que podría aprovechar un delincuente para sorprenderlos y atacarlos.

Realizar constantes revisión en sus cerraduras, puertas y ventanas es una responsabilidad tanto de sus familiares como de los vecinos darle parte a estos ante cualquier irregularidad.

Es posible programara revisiones preventivas con los cerrajeros para mantener sus cerraduras en buen estado, sobre todo en épocas de inviernos que suelen sufrir atascos o daños.

Valor de una comunidad activa

La indolencia de familiares y vecinos muchas veces acaba con la vida de nuestros ancianos o enfermos, que sabiendo que necesitan ayuda se hacen la vista gorda e ignoran los llamados silenciosos de seguridad.

Nunca está de más darle un poco de cariño o atención a nuestros abuelos, chequeando al menos las condiciones en la que viven.

De ser necesario dejar a mano un número de contacto de algún profesional cerrajero para que acuda ante una emergencia, hay pegatinas que se pueden colocar en una pared visible dentro de la casa o en la nevera