Cerrajería con Ganzúa, porque la kriptonita se puede usar para el bien

ganzuasActualmente en el mundo hay un gran debate que se está sucediendo… Bueno, en realidad hay infinidad de debates sucediendo a cada minuto, pero esta vez queremos centrarnos en el debate de las armas de fuego, es que este es un debate que nos llega muy cerca en el mundo de la cerrajería por los paralelismos que encontramos con una de nuestras herramientas de trabajo, estamos hablando de las ganzúas.

Claro, se entiende que hayas girado la cabeza con gesto de incredulidad, después de todo no es nada obvio lo que puedan compartir o las semejanzas que tengan en común estos dos objetos tan dispares, y si, no las tienen en forma física en realidad, pero cuando vemos ciertos aspectos sobre sus usos estas salen a relucir de formas que no esperábamos.

Verás, hay muchas cosas en este mundo que sirven muchas funciones, todo depende de quien las tenga y lo que quiera lograr, entonces le darán un uso en específico. Como las sartenes de una cocina, quizás sea una sarten especial para carnes pero haz decidido usarla para cocinar una patata, nadie te detiene, es tu sartén. Igualmente puedes tomarla para caerle a golpes a alguien, no es su uso principal pero nada te lo detiene, claro, salvo la policía pues.

Este es un poco el punto que queremos hacer, hay cosas que se pueden usar para hacer cosas malas, pero igualmente si se usan de forma correcta pues nos traen grandes beneficios. Es un caso polémico el de las ganzúas, pero creemos en ellas.

Debemos recordar que las ganzúas son unas láminas de metal de distintos cortes que se usan para, desde afuera y con mucha concentración, activar los mecanismos que liberan el seguro de una cerradura o candado. Eso es todo. El problema claro está, es que con este uso tan sencillo de abrir cerraduras pues son muchos los pillos y delincuentes que se hacen con ellas para intentar usarlas para fines repudiables.

Nuestro punto es que como todo, las ganzúas pueden usarse para el bien, porque en las manos de un cerrajero sirven perfectamente para sacar de apuro a alguna familia que se le ha cerrado la puerta sin querer o han perdido las llaves en algún lugar, pincha este enlace para saber como. Si, las ganzúas tienen una mala reputación, y no es algo sorpresivo, pero un cerrajero profesional las puede usar para el bien, como debe ser.

Entendemos que muchos tuerzan la cara al pensar en el término “ganzúa” pero hay que entender que si la oferta proviene de un cerrajero real, no hay que temer, es una forma ideal de abrir cerraduras, sin dañarlas ni maltratarlas, de forma rápida y sin daños estructurales.

Podemos intentar restringir su venta y su uso, pero en el mundo actual esto es algo casi imposible, así que lo mejor es estar pendiente y si tenemos una emergencia de cerrajería, aceptar la opinión del profesional que nos la ofrece. Métodos alternativos solo por un miedo infundado al término solo nos pueden traer más problemas que soluciones. Así que intentemos no tener prejuicios, en buenas manos una herramienta es útil y necesaria.