Si no lo hiciste antes te pesara mas ahora

Hacer que tu casa este mas protegida, se dice fácil pero cuesta mucho. El bolsillo de muchas familias se ve afectado cuando se busca cobrar una buena puerta, cuando se contratan los servicios de un cerrajero o cuando se pretende instalar un sistema más avanzado de detección de presencia, como por ejemplo. Hoy existen muchas alternativas tecnológicas o mecánicas para mantener la seguridad de tu hogar, pero no son tan accesibles para la mayoría de las personas, porque representan una inversión de dinero considerable. Las cabezas de familias deberán realizar ajustes significativos en la administración de su dinero, para sacar de un rubro para colocarle a esta inversión.

Para estas personas que siempre estamos apretados de dinero, se hace necesito planificar muy bien que paso dar primero y que paso dar después en la adquisición de mejores cerraduras o rejas, o alguna puerta; bueno sea lo que sea en lo que quieras comprar. Lo que te recomiendo es que visites una tienda de cerrajería y solicites el asesoramiento de algún cerrajero que te pueda guiar, pincha en este enlace para contactar con uno, en las mejoras en los cerramientos de tu casa. Esta persona te puede dar un mejor consejo de cuáles son las marcas del mercado, para que no hagas malas inversiones.

Toma de una vez la iniciativa de renovar tu seguridad, que no te pase como a mí, que cuando pude hacer los cambios debidos no los hice y ahora que la demanda es mayor para asuntos de seguridad, me cuesta mucho mas en mi bolsillo realizarlos. Con pequeños avances podrás realizar grandes cambios en tu casa, recuerda que debes ser más rápido que los delincuentes. Hay personas como yo, que estamos conscientes de que necesitamos realizar estos cambios y sin embargo no terminamos de realizarlos.

La intención no es que te eches a llorar por lo que no hiciste en su debido momento, sino que tomes conciencia y comiences a realizar las acciones necesarias para mantenerte a salvo de los intrusos, hay que dejar la apatía, tomar muy enserio el asunto de la seguridad que no es cosa de juego.

Realiza un chequeo de tus puertas, revisa los marcos y las bisagras buscando posibles imperfecciones, si posees una puerta de madera en la entrada principal, considera cambiarla cuanto antes o colocar una reja que pueda proteger esta puerta. Estudia muy bien el presupuesto que tienes para determinar cuál es la decisión más acertada. Chequea tus ventanas, puedes protegerlas con unas buenas rejas también, aunque colocarle unas persianas metálicas podría ser una opción.

Existen mirillas electrónicas que son muy útiles para detectar una visita sospechosa sin tener que abrir la puerta de tu casa o detectores de presencia en el caso que estén deambulando en los alrededores, que pueden darte un tiempo para llamar a las autoridades policiales o a algún vecino para que te brinde ayuda de algún modo. Quizás pueda verlos como un gasto innecesario pero son herramientas de seguridad que te dan tiempo de reacción, son herramientas muy valiosas.